PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA REDONDA

iglesia

El templo parroquial de Villamiel, situado a la entrada de la localidad en su acceso desde Toledo, constituye sin lugar a dudas el monumento más emblemático de este municipio. Se desconoce la fecha exacta de su construcción y consagración, cifrada en las postrimerías del siglo xv.

Se trata actualmente de una edificación de forma irregular, el proyecto de construcción se diseña con planta de cruz latina a la que fueron añadiéndose diversas dependencias posteriores, tales como baptisterio, en la parte izquierda inferior, y camarín del Santo Cristo, en el ángulo existente entre el presbiterio y brazo derecho de la planta.

El alzado del templo se compone de tejado con doble vertiente, lucernario en el crucero, y espadaña de doble arco a los pies de la nave.

El templo fue dedicado al misterio de la Asunción de la Virgen en cuerpo y alma a la gloria, de ahí su primitivo y genuino nombre de iglesia de Santa María. Este título fue sustituido en el bajo barroco por el de Nuestra Señora de la Redonda, propiciado este cambio por la colocación sobre el baldaquino o expositor de una talla entronizada de María portadora en su mano diestra de un atributo con forma «redonda «.

campanario

Destaca el lienzo de la capilla mayor que representa la apoteosis de la Virgen de autor desconocido. Llaman la atención los dos retablos laterales en las capillas del crucero de puro estilo barroco, dorados en 1737 dedicados al Santo Cristo de la Vera Cruz en el lado de la epístola ya nuestra Señora del Rosario en el lado del Evangelio. Inciden así mismo en la consideración del visitante y del devoto la bella colección de imágenes de culto talladas en madera y bellamente policromadas cifradas entre los siglos XVI y XVII Resaltar la bellísima talla de Ntro. Padre y Señor San José de esquilo gusto, así como el perfecto estudio de anatomía en la artística talla del mártir San Sebastián, o la sobria y hierática majestad en la talla del Santo Cristo de la Vera Cruz. Las dos piezas más expresivas del arte en este templo son un Calvario del siglo XV de claras reminiscencias del gótico tardío, remata el retablo del Santo Cristo, y la pila bautismal de barro cocido esmaltado en verde y blanco, adornada con formas geométricas y cruces de brazos iguales flordelisada, tiene una altura de O, 75 metros por uno 1 de diámetro, de hermoso estilo mudéjar fechada en los comienzos del siglo xv.

El templo y la jurisdicción de Villamiel dependiente de la encomienda del marquesado de Bailo del Olmo fue confiada desde su creación al cuidado espiritual y ministerial de la Orden de San Juan del Hospital vulgarmente denominada Orden de Malta, que mantuvieron su hegemonía sobre el curato pastoral de Villamiel hasta su desaparición. De ahí el título que ostenta el párroco o administrador parroquial de esta iglesia de Prior de Santa María.

Las principales fechas de la piedad litúrgica de este templo son el natalicio de San Sebastián protector de la Villa (20 de enero), la conmemoración de la exaltación de la Santa Cruz- Santo Cristo de la Vera Cruz, Patrón principal de Villamiel (14 septiembre, hoy trasladada al ultimo sábado de agosto), y la Natividad de Nuestra Señora-Santa María de la Redonda, titular de la Parroquia y patrona del municipio (8 de septiembre).

 

Datos recabados por el párroco:
D.Juan Alberto Ramírez Avilés.